Identificación forense dental

Existen diversas situaciones fatales en las que un rostro puede quedar desfigurado complicando su identificación: crímenes violentos, accidentes de tráfico, accidentes laborales, incendios, cuerpos encontrados en el agua, desastres naturales, etc. Esta identificación debe poseer validez científica y fiabilidad, lo que dado el deterioro en las situaciones mencionadas, hace que se recurra a la odontología forense.

Y es que los dientes, además de suponer una característica única de cada individuo y diferentes de los demás, son mucho más resistentes a los cambios o alteraciones  que otras partes o tejidos del cuerpo, incluso a altas temperaturas o cuando el cuerpo ha entrado en fase de descomposición.

La clave de la identificación dental es la comparación entre los registros de la supuesta persona (información ante-mortem, AM), incluyendo anotaciones, radiografías, etc., con los del  cadáver (información post-mortem, PM). Por tanto, cuantos más tratamientos dentales y cuantos más complejos haya recibido la persona, más fácil será su identificación. En el caso de estar disponibles radiografías AM, se recomienda realizar radiografías PM replicando el mismo ángulo para una mejor comparación.

Una vez completados los registros PM, se puede realizar la comparación con los AM. Se debe realizar una comparación metódica y sistemática, examinando cada diente y las estructuras que lo rodean. Pueden jugar un papel clave numerosos factores, de los cuales uno de los principales son las restauraciones dentales: metálicas o no metálicas, implantes, prótesis fija, prótesis removibles  parciales o completas, etc.

Sin embargo, en individuos con pocas restauraciones, puede ser de vital importancia tener en cuenta otros factores como los relativos a los dientes, como las patologías de la corona o de la raíz, ausencia de dientes, malposición, relativos a los tejidos periodontales, como las recesiones, estado del ligamento periodontal, y  anatómicos, como las características de la ATM (articulación temporomaxilar), y las patologías de las glándulas salivales entre otros.

Si existen discrepancias, deberán ser explicables por el avance de los procesos biológicos (caries, extracciones, etc.); en caso contrario, el resultado del proceso debe ser la exclusión.

Tras analizar todos los datos AM y PM, son posibles 4 escenarios:

  • Identificación positiva: los AM y PM coinciden al detalle lo suficiente, además no existen discrepancias inexplicables.
  • Posible identificación: los datos AM y PM son consistentes, pero la calidad de la evidencia AM o los restos PM hacen que no sea posible la identificación positiva.
  • Evidencia insuficiente: la información disponible es insuficiente para llegar a una conclusión
  • Exclusión: los datos son claramente inconsistentes.

Cuando no es posible disponer de los datos ante-mortem, la actuación del odontólogo forense se limitará a realizar el perfil dental post-mortem, cuya elaboración permite facilitar la localización de los datos ante-mortem. Este perfil puede incluir información muy valiosa que puede ayudar a determinar a qué sector de población podría pertenecer:

  • Edad, con precisión de hasta más/menos 1,5 años.
  • Raza, pudiendo distinguir en 3 grandes grupos principales.
  • Nivel socioeconómico. La presencia o ausencia de tratamientos dentales puede ser indicativa de este nivel.
  • Hábitos dietéticos. Por ejemplo, la presencia de erosión puede determinar el abuso de sustancias ácidas, como pueden ser las drogas, o la existencia de trastornos de la alimentación, como la bulimia.

Si no es posible la identificación con los dos métodos mencionados, que son los más frecuentes, existen otras técnicas como la secuenciación del ADN presente en la cámara pulpar.

Estos métodos de identificación pueden estar sujetos a errores que lleven a una identificación errónea o a una falsa exclusión, como consecuencia de la ausencia de estándares, falta de competencia de los profesionales o fraude. Cuanta más divulgación exista de los casos correctamente identificados o excluidos y, lo que es más importante, de los casos con errores cometidos tanto en identificación como en exclusión, mayor será el aprendizaje de cara a evitar estos errores en casos futuros.

Share:

Deja una respuesta

siete + nueve =